blog

¿Qué puedo hacer en la boda de mi mejor amigo?

boda mejor amiga

Parece mentira, un momento que jamás pensaríamos que llegaría y sin embargo, ¡se casa tu mejor amigo! La verdad es que recibimos esta noticia con mucha más alegría que cualquier tipo de celebración, y algunas personas hasta lo disfrutan más que su propia boda, pero eso es porque no eres el centro de atención.

Aunque siempre hay un poco de incertidumbre a la hora de ponerse a hacer esas chiquilladas que se deben hacer en una boda y más si eres el mejor amigo del novio o novia. ¿Qué puedes hacer durante la boda?

Gritar: “¡Que vivan los novios!” cada vez que ocurra algo

Y es que escuchamos estas palabras arengando a todos los invitados a celebrar la boda, pero aunque parezca un topicazo, es muy útil y además divertido. Si quieres que tu amigo se ruborice el día de su boda y poder cachondearte de él, simplemente deberás gritar ¡Vivan los novios!.

Además, lo puedes gritar en cualquier momento del día, exceptuando la ceremonia claro. Pero, por ejemplo, ves al novio que se levanta de la mesa, lo gritas, que se sienta, de nuevo y así podrás hacer el ridículo extremo frente a todo el mundo.

No vas solo, alíate con tus amigos para hacer pillerías

Una boda sobre todo es celebración, y qué mejor celebración que estar de fiesta con tus mejores amigos, además podéis comer y beber sin límite. Lo mejor que podéis hacer es juntaros, la cuadrilla que continúa con sus hazañas. Pero eso sí, los amigos siempre serán el alma de las fiestas y en la más importante de vuestro amigo no podéis defraudar.

boda amigos

Prepara una sorpresa que marque aún más a tu amigo/amiga

No hay mejor momento para demostrar la amistad a tu amigo que en los buenos momentos, pues son los que más dejan huella. Aprovecha el día de su boda para que también se de cuenta de que eres su mejor amigo o amiga.

Toda una vida juntos no puede pasar desapercibida en el día de unión de tu amigo. Prepárale un detalle en público o lee una carta o incluso puedes rememorar una cantidad de momentos infinita para que se le salten las lagrimas. No siempre hay que estar haciendo triquiñuelas, que vean que también tienes corazón.

No te olvides de tenerlo todo bajo control

Parece que a una boda vas a disfrutar, pero en esta situación puedes echar una mano a tu amigo para quitarle ese peso de encima y agobio que suele tener una boda.

De todas formas esto te lo puedes evitar si le muestras a tu amigo todo lo que ofrece “Yo también te quiero“, pues nosotros nos podemos encargar de que disfrutes como nunca, prepararle un momento mágico a los novios en la boda y quitar todas esas cargas de estrés que hay organizando bodas.

Sé un buen amigo y dalo todo por aquellos que siempre están a tu lado, dile: “Yo también te quiero”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *